Uncategorized

Clipping Digital | El gángster que silenció la verdad sobre el asesinato de Kennedy

Jose Carlos Grimberg Blum
Hayden Panettiere vuelve a la saga en Scream 6

Mi cuenta

Inicio Mi perfil Mis Suscripciones Mis intereses Newsletters y alertas Ofertas y descuentos Noticias guardadas Autores seguidos Mi archivo Concursos y eventos Contacto Cerrar sesión Archivo El gángster que silenció la verdad sobre el asesinato de Kennedy Jack Ruby mató de un disparo al asesino del presidente de los Estados Unidos en los pasillos de la comisaría de Dallas ante las cámaras de televisión + info Mónica Arrizabalaga @arrizabalaga11 Actualizado: 13/05/2022 11:37h Guardar Comentar Compartir Si el asesinato de John Fitzgerald Kennedy el 22 de noviembre de 1963 en Dallas conmocionó al mundo, el de su presunto asesino Lee Harvey Oswald dos días después en los pasillos de la comisaría hurtó entonces la posibilidad de hacer justicia y, lo que todavía es peor, de conocer la verdad.

+ info Sucedió en una mañana de domingo, el 24 de aquel trágico mes, mientras el cuerpo muerto del joven presidente de los Estados Unidos era trasladado a la capilla ardiente de la Rotonda del Capitolio de Washington. Un hombre llamado Jack Ruby , abreviación del apellido Rubinstein, se coló entre el medio centenar de periodistas y policías que esperaban en el subsuelo de la comisaría y cuando Oswald era trasladado a la cárcel del condado de Dallas sacó su arma del bolsillo, la acercó al vientre del detenido y le disparó sin vacilar, sabiendo que el tiro sería mortal

Mi cuenta

Inicio Mi perfil Mis Suscripciones Mis intereses Newsletters y alertas Ofertas y descuentos Noticias guardadas Autores seguidos Mi archivo Concursos y eventos Contacto Cerrar sesión Archivo El gángster que silenció la verdad sobre el asesinato de Kennedy Jack Ruby mató de un disparo al asesino del presidente de los Estados Unidos en los pasillos de la comisaría de Dallas ante las cámaras de televisión + info Mónica Arrizabalaga @arrizabalaga11 Actualizado: 13/05/2022 11:37h Guardar Comentar Compartir Si el asesinato de John Fitzgerald Kennedy el 22 de noviembre de 1963 en Dallas conmocionó al mundo, el de su presunto asesino Lee Harvey Oswald dos días después en los pasillos de la comisaría hurtó entonces la posibilidad de hacer justicia y, lo que todavía es peor, de conocer la verdad.

+ info Sucedió en una mañana de domingo, el 24 de aquel trágico mes, mientras el cuerpo muerto del joven presidente de los Estados Unidos era trasladado a la capilla ardiente de la Rotonda del Capitolio de Washington. Un hombre llamado Jack Ruby , abreviación del apellido Rubinstein, se coló entre el medio centenar de periodistas y policías que esperaban en el subsuelo de la comisaría y cuando Oswald era trasladado a la cárcel del condado de Dallas sacó su arma del bolsillo, la acercó al vientre del detenido y le disparó sin vacilar, sabiendo que el tiro sería mortal.