Negocios

Clipping Digital | Género y método Webster, entre reformas aprobadas en Código de la Democracia

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero
Ferrovial cierra la venta de las autopistas Ausol por 451 millones

Con 113 votos a favor el pleno de la Asamblea Nacional aprobó, este 3 de diciembre de 2019, las reformas al Código de la Democracia que deberán aplicarse en las elecciones del 2021.   Según destacó el consejero del Consejo Nacional Electoral (CNE), Luis Verdesoto, el proyecto de reformas electorales tiene varios paquetes importantes: género, sistema electoral y un conjunto de disposiciones transitorias para la gestión del CNE.   “Ahora, nos encontramos en otro momento, las reformas aprobadas deberán ser enviadas por el Legislativo al Presidente de la República, Lenin Moreno, quien deberá aprobarlas o vetar de manera total o parcial”, sostuvo el consejero del CNE, quien además se mostró optimista en este tema.    Dentro de las refomras, se aprobó la votación por listas cerradas o en plancha, y se elimina del voto entre listas. De este modo, se evita el fraccionamiento del voto.   Verdesoto destacó la recuperación de la unidad del voto para que los ciudadanos puedan volver a votar por listas enteras, lo cual implicaría el robustecimiento de la organización política.    Además, se cambio del método de asignación de escaños de D´hondt al método Webster, que permitiría una presencia de minorías políticas en algunas circunscripciones.    “Si bien el efecto en el cambio del método de asignación de escaños va a ser de mediano plazo, es un paso importante para abandonar la creación inapropiada de grandes mayorías en detrimento de las minorías”, enfatizó Verdesoto.   El 50 % de listas deberán ser encabezadas por mujeres hasta 2025. También, los binomios presidenciales deberán estar compuestos por hombre-mujer o mujer-hombre en 2025.   NO HABRÁ DONACIONES ANÓNIMAS Sobre el control del gasto electoral y la aprobación de nuevas reglamentaciones para evitar las dobles contabilidades, las donaciones anónimas o los reportes de gastos post-campaña, la reforma exige un registro público de donantes, la bancarización de los gastos de campaña y el reporte de estos cada 15 días durante la misma, así como la monetización de las donaciones en especies y el carácter fedatario del CNE.   Verdesoto resaltó la formación de un sistema de interconexión de datos con las entidades de control sin multiplicación de burocracia en el CNE y sin afectar el sistema jurídico y de gestión de otras entidades, con lo cual se busca que no se repita nuevos casos como ‘Arroz Verde’/’Sobornos’.   De esta manera, las disposiciones transitorias enfatizan la presencia de un trabajo articulado entre el Organismo Electoral, la UAFE y la Contraloría General del Estado.   Por último, se establece la devolución del 50% de gastos incurridos a costa del Estado a las organizaciones políticas que no superen el 4% de votos válidos.   La aplicación de una nueva barrera electoral “permitirá combatir el aventurerismo político”, enfatizó Verdesoto.