Política

Marchan en defensa de las peleas de gallos

Colombia, España, Madrid, Argentina, Buenos Aires
[UPDATED] Minister, RHA: No TB drug shortage

“Nosotros vamos a agotar todos los recursos en el ámbito legal” , sostuvo Soto

Julio Morales muestra su gallo de pelea, junto con varios participantes de una marcha convocada en defensa de la industria gallística. ( Alex Figueroa Cancel ) Con la expectativa de la participación de miles de galleros , representantes de esa industria centenaria en Puerto Rico llevarán a cabo hoy una marcha para reclamar que se detenga la implementación de una prohibición federal que está pautada para iniciar el 20 de diciembre.

La actividad, denominada “Nuestra Cultura se Respeta”, comenzará a eso de las 10:00 a.m. en los predios del estadio Hiram Bithorn de Hato Rey.

Allí comenzaron a reunirse desde temprano en la mañana, con camisas, banderas, sombreros y otros artículos alusivos a la preservación de la tradición que se remonta a la época de la colonización española de la isla.

Se espera que desde ahí marchen hasta frente al Tribunal Federal ubicado en la avenida Chardón en Hato Rey.

Jesús Soto, uno de los portavoces de la marcha, indicó que esperaba la participación de miles de galleros que llegarían hasta frente al Tribunal Federal para expresar su sentir por la desestimación de una demanda que buscaba detener la prohibición que establece una enmienda a la Ley federal para el Bienestar de Animales (AWA, por sus siglas en inglés).

La enmienda eliminó las excepciones que había para los territorios estadounidenses, aplicando la prohibición que ya existía en los 50 estados de Estados Unidos.

Estamos marchando en repudio con la determinación del juez (Gustavo) Gelpí. Estamos marchando por mantener nuestra cultura, nuestras tradiciones, nuestros empleos, nuestro deporte y nuestra economía”, expresó Soto en entrevista con El Nuevo Día.

Uno de los presentes era Julio Morales, de Vega Baja. Cargaba con un gallo que dijo ser descendiente de la línea Aquiles, en Vega Baja. Dijo que era descendiente de los gallos que criaba su tatarabuelo y manifestó que espera extender la tradición a sus hijos.

“Vengo para luchar por este deporte, más por la herencia de gallo de mi familia”, manifestó Morales. “Además de ser una empresa de dinero, esto es cultura, tradición, que lo practico desde niño. Mi abuelo me lo enseñó. Lamentablemente él falleció y yo soy el único gallero que queda en la familia”.

Agregó que “toda la vida en Puerto Rico he visto gallos de pelea. Me crié con el pico y las espuelas. Quiero que mis hijos tengan la misma oportunidad de jugar gallo legal. Es parte de nosotros como puertorriqueños y es injusto que un extranjero nos diga qué tradiciones practicar y qué hacer”.

“Esa ley es ilegal porque no nos dejaron defendernos”, acotó.

Morales recalcó que no procede la alegación de que las peleas de gallos son actos de crueldad contra los animales al indicar que esos gallos pelean por instinto y que son los galleros los que evitan que esas aves se maten unos a otros.

“Si los sueltas, si se quedan por ahí en el monte, cuando se encuentren, ellos van a pelear entre sí y no van a parar hasta que uno no vea que el otro se mueve”, dijo Morales, quien mostró a este medio un vídeo en el patio de su casa de dos pollos de cerca de un mes, quienes se encontraron en el predio y comenzaron a pelear sin que nadie los incitara.

“Si nos obligan a soltarlos por ahí, lo que va a pasar es que se van a matar entre ellos. Eso sí es crueldad” , comentó. “El que piense que nosotros somos crueles, que vaya a la casa de un gallero y vea el cuido especial que se les da a estos animales. Desde castrarlos, vacunarlos, bañarlos… se le da más cariño y amor que a un perro y a un gato”.

Las entidades involucradas en la demanda intentarán revertir el fallo de Gelpí en el Circuito de Apelaciones de Boston, mientras que la comisionada residente Jenniffer González busca que el Congreso apruebe una moratoria.

De no surgir algún cambio, la ley entraría en efecto a partir del 20 de diciembre próximo, un año después de que fuera firmada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Soto dijo que, según le han expresado exponentes, las peleas de gallos continuarán, pase lo que pase.

“Nosotros vamos a agotar todos los recursos en el ámbito legal” , sostuvo Soto.

“Hay muchos (galleros) que se han manifestado y van a seguir jugando gallos. Lo queremos hacer legalmente, como se hace desde 1933. No hay por qué hay que hacerlo ilegal ahora. Pero el 21 (de diciembre) los galleros van a salir a la calle y eso no lo podemos controlar”, afirmó.