Política

Sila María Calderón le pide la renuncia a Ricardo Rosselló

Miami, Estados Unidos, Venezuela, Caracas
Dorita Orbegoso se burla de Christian Cueva tras ser captado miccionando en la calle

La exgobernadora Sila María Calderón reaccionó esta noche con rabia e indignación, ante la divulgación de las 889 páginas del chat entre el gobernador Ricardo Rosselló y otras 11 personas de su círculo cercano, cundidas de epítetos, burlas y comentarios machistas.

Calderón, en un breve intercambio telefónico con El Nuevo Día , dijo haber pasado por muchas emociones durante el día de hoy y admitió que hasta ha llorado por la rabia que siente a raíz de las expresiones que salieron a la luz pública.

“Es imposible quedarse indiferente ante el espectáculo del día de hoy. Esta mañana, al saber algunas de las expresiones vertidas en el ya infame chat del Gobernador, sentí coraje. Luego me sentí perturbada. Al rato, según se iban filtrando las noticias, me sumí en una profunda tristeza” , sostuvo la gobernadora.

“Ahora, al ver el desenlace final del día, la indignación vuelve a apoderarse de mí. ¿Pero será posible una cosa igual? Este no es el Puerto Rico que yo conozco. Ese Puerto Rico es un país respetuoso de sus semejantes, cuidadoso en el trato de los demás, sensible en sus apreciaciones”, sostuvo Calderón en declaraciones escritas.

Calderón cuestionó además, por qué Rosselló aún está en el cargo. “Si es necesario despedir a un Secretario de Estado, entre otros, por una acción que la cual el propio Gobernador participa, la pregunta es ¿por qué el Gobernador permanece en su puesto? ¿Porque fue electo por el pueblo? Pues sepa usted, Gobernador, que no se le eligió para que insultara a diestra y siniestra. Tampoco para que usara palabras soeces, y mucho menos para que estuviera burlándose de sus semejantes e incitando a acciones que rayan en la ilegalidad, si es que no son ilegales”.

“Si usted no se respeta a sí mismo lo suficiente, gobernador, para dejar el puesto con alguna dignidad, y con ello dar buen ejemplo al país, entonces que las autoridades responsables lleven a cabo las gestiones legales procedentes para sacarlo de su posición. Usted ya no tiene fuerza moral para gobernar”, dijo.

“Aprovecho para preguntar públicamente si se va a hacer alguna expresión, aunque sea una, sobre las recientes acusaciones  de corrupción pública. Respetando la presunción de inocencia que todos tienen, este asunto es de la más alta responsabilidad pública. No es cuestión de “medidas”. La corrupción no se arregla sólo con medidas, sépalo usted también, Gobernador. La corrupción se evita y se arregla con el respeto que infunde usted en sus Secretarios y subalternos. Por ello usted no puede ya darle un gobierno limpio a Puerto Rico, como al parecer no se lo ha dado hasta ahora. ¡Basta Ya!”, concluyó.

MÁS INFORMACIÓN