Internacionales

¡LA LUCHA ES DE LOS VENEZOLANOS! Es irresponsable apostar a una intervención de EE. UU. para salir de Maduro

Alimentos, Importación, Bogotá, Colombia, Venezuela, Panamá, Panamá Papers
Amado Enco pide a Fiscalía abrir investigación a diplomático César Bustamante

La Administración de Donald Trump parece haberse equivocado al apostar a la salida inmediata de Nicolás Maduro del poder. El alzamiento frustrado del 30 de abril fue el último intento de la oposición por alcanzar el cese de la usurpación. Desde ese entonces, las protestas masivas han disminuido sensiblemente aunque Juan Guaidó se mantiene con elevados niveles de popularidad. Ahora todo apunta a que tanto el Gobierno como la oposición se decantarán por las negociaciones, pues la opción de una intervención militar de Estados Unidos ya ha sido descartada.

El Cooperante

El intento de alzamiento militar en contra de Nicolás Maduro ocurrido el pasado 30 de abril marcó un punto de inflexión en la oposición, pues la agenda de protestas por tiempo indefinido (el mantra de la “calle sin retorno”) ha vuelto a enfriarse, y el Gobierno de Donald Trump pareciera no tener intención alguna de proceder con una intervención militar en el país, echando así por tierra la tesis de la “activación” del artículo 187 numeral 11 de la Constitución, el nuevo argumento usado por sectores radicales de la oposición para tratar de chantajear al presidente interino y que tratan de vender como salida mágica al problema de la permanencia del dictador en el Palacio de Miraflores.

Trump, en verdad, seguirá apostando a la asfixia económica contra Maduro a través de las sanciones, al tiempo que su Administración pareciera respaldar las negociaciones que entre Gobierno y oposición se están dando, mismas que deberían derivar en elecciones libres. El punto de tranca es el cese de la usurpación, y Juan Guaidó, responsablemente, ha dicho que no cederá en su posición.

Y aunque la mayoría de la oposición tiene clara la ruta, los mismos sectores que ayer disparaban artillería contra los anteriores presidentes del Parlamento, a hora han enfilado baterías contra Guaidó con el fin ulterior de hacer creer a sus seguidores en las redes sociales que si todavía no cesa la tiranía, es porque el Parlamento no ha “activado” el artículo 187. Mismo chantaje usaron para presionar con el nombramiento de un tribunal en el exilio, por citar un caso emblemático, y no pasó nada .

Mientras tanto, el tirano continúa en el poder a pesar de la macro crisis generada tras 20 años de controles y expropiaciones, además de la burocratización, politización y endeudamiento de la otrora poderosa Petróleos de Venezuela, que ya se encuentra al borde del cierre técnico, pues su escasa producción está cerca de quedar únicamente para surtir los acuerdos ya pagados con antelación por China, y que diariamente le cuestan al país unos 400 mil barriles diarios.